jueves, 17 de septiembre de 2015

Cuento:“El cedacero”

Trata de un hortelano que tenía cuatro hijos y una huerta muy grande donde cultivaba toda clase de árboles frutales… todo lo que puede caber en una huerta.
                        
Tres de los niños llevaban a vender la fruta cada semana al mercado del pueblo y con lo que ganaban vivían todos felices.
Pero ahí tienen ustedes que un día, camino del mercado, se encontró el niño mayor a un viejecito que luego que lo vio le dijo: –Buen niño, dime, ¿qué llevas en tu costal?
Y el niño de malcriado le contestó: –¡Piedras!
–¡Pues piedras se te volverán! –le dijo el viejecito.
Y como les voy diciendo, pasó el segundo de los hijos del hortelano y como al primero, el viejecito le preguntó: –¿Qué llevas en tu costal, buen niño?
–¿Qué he de llevar? ¡Piedras! –le contestó el niño.
–¡Pues piedras se te volverán! –le dijo el viejecito.
Pasó luego el niño menor y al preguntarle el viejecito que era lo que llevaba, el niño le contestó:
–¡Naranjas!
–¡Pues oro se te volverán! –le dijo el viejecito– así fue, pues cuando los niños llegaron al mercado y quisieron poner su puestecito, el niño mayor no encontró más que piedras en su costal; lo mismo le pasó al segundo; en cambio, cuando el niño menor abrió su costal encontró en vez de naranjas puras onzas de oro.
Entonces, ¡que cierra el costal! y coge camino para su casa.
Cuando llegaron del mercado los dos hermanos mayores, el hortelano les pidió los centavos de la venta y los niños tuvieron que contarle el castigo que habían recibido del viejito, por mentirosos.
Estando en esas llegó el niño menor.
El costal que traía sonaba que parecía música y al abrirlo, para entregarle a su padre el dinero, rodaron tantas onzas de oro que no pudieron contarlas.
Por lo que desde entonces los dos hermanos mayores quedaron muy resentidos.

--------------------------------------------------------------------------------
Teresa Castelló Yturbide, “El cedacero” en Cuentos de Pascuala. México, SEP-FCE, 1997.

Copia y contesta:

1.- ¿ Cuántos hijos tenía el hortelano?
2.- ¿ Cuántos hijos vendían fruta?
3.- ¿ Qué le dijo el hijo mayor al viejecito que llevaba? ¿ Qué crees que le dijo la verdad?
4.- ¿ Qué crees que llevaban los hijos mayores en realidad?
5.- ¿ Qué llevaba el hijo menor?
6.- ¿ Qué castigo recibieron los mentirosos?
7.- ¿ Cómo les fue a los mentirosos? ¿ Y al que dijo la verdad?
8.- Piensa un poco y responde. ¿ Está bien decir la verdad? ¿ Es bueno mentir? ¿ Has mentido alguna vez? ¿ Valoras la sinceridad o la mentira? Escribe cinco líneas donde respondas a estas preguntas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario