jueves, 12 de mayo de 2016

ENSEÑAR A SER RESPONSABLE EN EL HOGAR

CÓMO ENSEÑAR A MI HIJO/A A SER RESPONSABLE EN EL HOGAR (DE 2 A 12 AÑOS)
 
Es muy frecuente oír a madres y padres cosas como:
“En casa no hace nada”. “Se le olvida todo”. “Si no estoy encima, no estudia”.


CUARTO DESORDENADO
“Tiene su cuarto como una leonera”.
Todo esto puede deberse a que, sin darnos cuenta, no estamos haciendo lo correcto.
En muchas ocasiones nos excusamos diciendo que si somos nosotros los que hacemos las tareas, terminaremos antes y las haremos mejor. También puede ocurrir que pensemos que si les damos todo hecho, les queremos más.
El no educarles potenciando su autonomía y sus responsabilidades, sino en la comodidad sin esfuerzo, da como resultado pequeños tiranos muy exigentes, desorientados, y que pueden recurrir al enfado y la agresividad para conseguir lo que desean de los demás. Descubre las conductas que tu hijo puede ir asumiendo según su edad.
A continuación encontraréis algunas pautas sobre cómo enseñar a vuestro hijo a ser responsable en el hogar mediante las tareas adecuadas según la etapa en la que se encuentre
  • Hasta los 2 años.
En estas edades tan tempranas sólo podemos intentar enseñarles a que empiecen a controlarse para no desordenar o romper cosas de forma deliberada.
  • De 2 a 3 años.
Puede recoger sus cosas, por ejemplo sus juguetes, guardándolos en su sitio correspondiente.

REGAR LAS FLORES

En esta edad es necesaria la supervisión por parte del adulto, o incluso  recogerlos juntos, para que se empiece a instalar la conducta a través del aprendizaje por imitación.
Ayudar a quitar la mesa, a un nivel muy básico, por ejemplo retirar los cubiertos y llevarlos al fregadero, o retirar el cesto del pan. Tirar los papeles a la papelera, no en el suelo. Regar las plantas.
  • De 3 a 4 años
AYUDÁNDOLE A VESTIRSE

Ayudar a poner la mesa (pero no ponerla él solo aún). Vaciar las papeleras. Recoger sus juguetes sin necesidad de supervisión adulta. Echar la ropa sucia en el cesto. Ayudar a cuidar a la mascota familiar. Desnudarse solo y vestirse con ayuda.
  • De 4 a 5 años.

PERCHAVESTIRSE SOLO

Hacerse la cama, con ayuda del adulto que le enseña. La cama no quedará perfecta, pero lo importante no es que quede bien hecha, sino que empiece a adquirir el hábito. El adulto puede supervisar, y dar el “toque” final. Colgar el abrigo en una percha que esté a su altura. Poner la mesa sin ayuda. Cepillarse los dientes, peinarse y vestirse solo, o casi sin supervisión adulta. Recoger la mesa después de comer. Ayudar en tareas sencillas, como recoger hojas del jardín, regar las macetas o ayudar a limpiar el coche. Puede cuidar a hermanos pequeños durante un rato, estando un adulto cerca.

NIÑO HACIENDO LA CAMA
  • De 5 a 6 años.
Ahora ya se le pueden  presentar dos opciones, para que elija. Puede hacerse la cama él solo, sin supervisión, aunque es probable que aún no quede perfecta. Bañarse y lavarse sin apenas supervisión del adulto. Responder correctamente al teléfono, pero aún no estaría preparado para coger recados. Asumir mayores responsabilidades en el cuidado de la mascota familiar. Ayudar a recoger la ropa y guardarla. Ordenar su habitación.
No hay que olvidar que el niño sigue imitando y que es exigente en que todo el mundo aplique la norma.
NIÑOS RECOGIENDO ROPA
  • De 6 a 8 años.

AHORRAR Aprender a despertarse solo, con ayuda de un despertador, sin que sea el adulto quien lo levante. Al principio se puede combinar despertador y adulto, y poco a poco ir retirándose el adulto y dejar que se responsabilice el menor de su despertador. Preparar comidas sencillas (sándwiches, bocadillos…) y envolverlas, con lo que puede prepararse su almuerzo para la escuela. Dejar la cocina y el baño ordenados después de usarlos. Coger correctamente recados telefónicos.  Puede empezar a fregar los platos. Tareas sencillas, como barrer. Puede disponer de algún dinero semanal y aprender a administrarlo, sabiendo que, si lo gasta, deberá esperar a la semana siguiente para disponer de una nueva paga. Actúa de forma responsable si se le ofrecen oportunidades para ello.

NIÑOS BARRIENDO
  • De 8 a 12 años
Sacar la basura. Limpiar por encima (pasar una bayeta) la cocina y el baño después de usarlos. Perfeccionar tareas anteriores, como fregar mejor los platos y recogerlos luego, o limpiar mejor el coche familiar. Limpiar su habitación (quitar el polvo, barrer, fregar el suelo…). Asumir mayor responsabilidad en los cuidados de la mascota familiar.
  • A partir de los 12 años
NIÑA COCINANDO

Empezar a hacer de canguro de los hermanos pequeños, durante periodos breves. Poner la lavadora y tender la ropa. Planchar prendas sencillas (al principio con supervisión). Preparar platos sencillos (pasta, ensaladas, tortilla francesa…).

Sacado de :
 https://luisamariaarias.wordpress.com/espacio-para-padres-y-madres/

No hay comentarios:

Publicar un comentario